9 de febrero de 1976, hace cuarenta años: la mano de Gaddafi

El dinero se ingresó en una cuenta bancaria especial mientras Carlos se relajaba en una villa junto al mar que el servicio secreto libio puso a su disposición.

gaddafi, presidente libio, hace cuarenta años, telégrafo, indira gandhi, madre teresaUn vistazo a la portada de The Indian Express, publicado el 9 de febrero de 1976, hace cuarenta años

El presidente libio, Muammar Gaddafi, entregó un millón de libras esterlinas a la guerrilla internacional conocida como Carlos como recompensa por secuestrar a los ministros de petróleo de los países de la OPEP en diciembre, informó The Sunday Telegraph. El dinero se ingresó en una cuenta bancaria especial mientras Carlos se relajaba en una villa junto al mar que el servicio secreto libio puso a su disposición. Carlos, cuyo verdadero nombre es Illich Ramírez Sánchez, ya había sido pagado por Gaddafi para llevar a cabo el ataque a la sede de la OPEP en Viena, y el dinero era un bono para la guerrilla venezolana. Gaddafi también pagó a Hans Joachim Klein, uno de los lugartenientes de Carlos, como compensación por la grave lesión en el estómago que recibió durante el ataque. Un médico alemán fue trasladado especialmente a Libia para tratarlo, informó el Telegraph.

Centro fuerte

La primera ministra Indira Gandhi advirtió a la nación contra los peligros que resultarían en caso de que el Centro se debilitara. Al dirigirse a una reunión pública en Bharatpur, Gandhi, que estaba de vacaciones en la ciudad santuario con su familia, dijo que el Centro era el símbolo de la unidad y estabilidad del país. Si el Centro era débil, quién resolvería estas disputas interestatales, preguntó. Sanjay Gandhi también se dirigió a la reunión.



Marcha de la madre

La Madre Teresa encabezó una marcha de solidaridad de ciudadanos de todos los ámbitos de la vida, incluidos los habitantes de las aceras, para observar el Día Mundial de los Derechos Humanos en Calcuta. La marcha, en la que participaron unas 3.000 personas, fue organizada por las Misioneras de la Caridad y la Sociedad de Bienestar de los Hombres Jóvenes.

Premier chino

El nombramiento de Hua Kuofeng como primer ministro interino de China sorprendió a los sinólogos. El secretario de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger, nunca había conocido a Hua durante sus viajes a China. Washington había asumido que Deng Xiaoping o Chang Chunchiao sucederían a Chou Enlai.