Últimos textos desgarradores de la trabajadora del hospital a las superficies de su hija después de morir de coronavirus

Los mensajes de texto que Madhvi Aya envió a su hija durante los últimos días de su vida, aislada dentro de un Nueva York hospital después de ser diagnosticado con COVID-19 el mes pasado, muestra una imagen desgarradora de la experimentar pacientes con la cara de coronavirus . Aya, de 61 años, trabajó en el Woodhull Medical Center en Brooklyn durante 12 años antes de convertirse en paciente. Ella estaba aislada en un hospital en Long Island para estar cerca de su familia, pero su hija Minnoli de 18 años y su esposo Raj no pudieron visitarla.

En un mensaje de texto a la familia, compartido con Los New York Times , Aya describió sentir un horrible dolor en el pecho cuando ella trató de levantarse de la cama . 'No he mejorado la forma en que debería haber sido', le envió un mensaje de texto a Raj el 23 de marzo. Dos días después, Minnoli le envió un mensaje de texto, 'Te extraño mamá' y esperaba abrazar a su madre pronto. 'Por favor, no pierdas la esperanza porque no me he rendido. Necesito a mi mami. Necesito que vuelvas a mí ', agregó.

'Te amo', respondió Aya el 26 de marzo. 'Mamá regrese', Minnoli le respondió rápidamente. Lamentablemente, Aya, Minnoli y Raj nunca más se abrazaron. Ella murió sola, lo que lo hizo aún más doloroso. 'Ella siempre estuvo allí para nosotros, cuando quisimos', dijo Raj. Pero cuando se enfermó, 'Nadie estaba a su lado'.



Minnoli, estudiante de primer año en la Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo, dijo Reuters ella seguía enviando mensajes de texto a su madre, incluso después de la muerte de Aya. 'Seguí enviándole mensajes de texto queriendo creer que no era cierto', dijo. 'Ella merecía vivir y verme graduarme, convertirme en médico, casarme y tener hijos'. Minnoli dijo que su familia perdió a la 'supermamá' que los mantuvo juntos. También perdieron seguro de salud e ingresos sin ella.

Un amigo lanzó una cuenta de GoFundMe para ayudar a la familia de Aya, con más de $ 46,000 ya ahorrados. Muchos de los compañeros de trabajo de Aya donaron al fondo. 'Madhvi fue más que un colega para mí. Ella era una gran amiga y mentora ', escribió uno. Otro agregó: 'Siempre te recordaré'.

'Madhvi era amada y respetada tanto por sus colegas como por sus pacientes', se lee en la página de GoFundMe. 'Era amable, atenta y siempre dispuesta a escuchar y dar consejos como la' madre 'de la sala de emergencias. Ella era especialmente protectora con las AP más jóvenes recién salidas de la escuela, tomándolas bajo su protección. Esta es realmente una pérdida devastadora y la echaremos mucho de menos ''.