23 de junio de 1980, hace cuarenta años: el acuerdo con China

Esta es la portada de The Indian Express publicado el 23 de junio de 1980.

Esta es la portada de The Indian Express publicado el 23 de junio de 1980.

El gobierno indio retuvo comentarios sobre el acuerdo global reportado ofrecido por el viceprimer ministro chino, Deng Xiaoping, sobre la disputa fronteriza entre China y la India. En cambio, Nueva Delhi ha optado por esperar el regreso de Eric Gonsalves, secretario del Ministerio de Asuntos Exteriores, que se encuentra actualmente en Beijing manteniendo conversaciones con los líderes chinos sobre toda la gama de relaciones entre los dos países. Xiaoping hizo la oferta en una entrevista a una revista de Nueva Delhi, Vikrant, en vísperas de las discusiones de Gonsalves. La parte operativa de la entrevista citó a Xiaoping diciendo que si bien China puede reconocer la actual Línea de Control Real en el sector oriental, India debería reconocer el status quo en el sector occidental.

Retirada soviética

La Unión Soviética anunció hoy que se están retirando algunas unidades del ejército cuya permanencia en Afganistán no es necesaria en la actualidad. El anuncio de seis líneas de la agencia oficial de noticias soviética decía que la retirada de las tropas se estaba haciendo de acuerdo con los líderes afganos. La agencia no dijo cuántos de los 85.000 soldados soviéticos estimados en Afganistán estaban siendo retirados.



Marcha de la bandera de Assam

Mientras la tensión aumentaba en todo el valle de Brahmaputra luego de los incidentes violentos en la ciudad de North Lakhimpur en Assam superior ayer, las tropas organizaron marchas de banderas en varios lugares, incluidos Jorhat, Lakhimpur, Rangiya y Golaghat, para mostrar su presencia. Continuaron desplegándose tropas en Lakhimpur del Norte, que tenía un toque de queda, por segundo día. El toque de queda indefinido, impuesto ayer en la ciudad, no se ha relajado hoy. Se dijo oficialmente que la situación en Tinsukhia, también con toque de queda, era tranquila pero tensa. El toque de queda no se relajó en la ciudad por cuarto día.